ORIGEN DE LA HIERBABUENA

La hierbabuena o mentha viridis es una de las especies vegetales aromáticas utilizadas en la gastronomía, con el sabor más refrescante y atractivo de todas, sin embargo, el origen de la hierbabuena, se trata de un tema algo desconocido y además, no existe precisión alguna para determinar de donde es oriunda.

Son muchas las hipótesis que tratan de posicionar en la zona norte de África y en Asia a la también llamada planta de menta. La tesis con más fuerza y mayormente difundida, establece como sitio de origen de la hierbabuena, el sureste de Europa, en la región del mediterráneo, aunque aún no se comprueba con exactitud.

Veamos entonces su historia y también las reseñas encontradas para descubrir el auténtico origen de esta particular hierba y especia.

Cuáles son las huellas del origen de la hierbabuena en la historia antigua.

Sobre el uso de la hierbabuena en Asia, se tienen referencias por las aplicaciones curativas que le daban los japoneses 2.000 años a de C. y de la mismo manera, se tienen noticias que los chinos también empleaban esta hierba como ingrediente de sus medicinas.

Ya en el continente africano, buscando el origen de la hierbabuena, nos encontraremos que en las antiguas tumbas egipcias fueron dejadas ofrendas de menta, que pueden ser ubicadas para el período comprendido entre los 1.200 y 600 años antes de Cristo.

En la mitología de la antigua Grecia, ya establecida para el siglo VIII, se menciona una leyenda donde la ninfa Mintha (menta) fue transformada por Proserpina en una planta.

origen de la hierbabuena-huellas históricas

Conoce las reseñas del origen de la hierbabuena en el mediterráneo y Europa.

Los primeros en informarnos sobre los usos medicinales de la hierbabuena en Grecia y Roma, fueron el padre de la farmacología Discórides, médico y boticario griego, y Plinio El Viejo, científico y naturalista latino.

Ambos informantes vivieron durante el siglo I después de Cristo, período para el cual se comienza a llevar a cabo una verdadera documentación sobre la hierbabuena, la cual pudiera darnos a conocer de donde es realmente originaria.

Sin embargo, a posterior se presenta un silencio acerca de la planta y no es hasta el siglo VIII d de C., cuando a través de una orden, emitida por el emperador Carlomagno, se realiza un reclamo para que sus campos sean sembrados con hierbas y condimentos diversos, incluyendo a la hierbabuena.

Por las reseñas señaladas podemos deducir, que las probabilidades sobre el origen de la hierbabuena se encuentren en Asia y no en Europa o en África, como muchos defienden, toda vez que su mención es más reciente y nos hace entender, que su descubrimiento y uso continuado se produce en las fechas en que se dejó constancia escrita.